15SepFormacion en la empresa

Formación en la empresa

Después de las merecidas vacaciones de verano, entre los propósitos y planificación de muchas empresas de cara al nuevo curso escolar está retomar el plan de formación en la empresa para los trabajadores, para cualificarles y mejorar sus capacidades en alguna materia, ya que es indiscutible que la formación ayuda a las empresas a incrementar su competitividad y productividad.

El personal necesita una formación continua para reorientar y actualizar sus conocimientos y conseguir un desarrolo óptimo del negocio. En este sentido, una ayuda realmente interesante es la formación programada por la empresa, una prestación económica para formación, que las empresas hacen efectiva mediante bonificaciones en las cotizaciones a la Seguridad Social. La formación programada por la empresa está dirigida a trabajadores asalariados que prestan sus servicios en empresas, independientemente del tamaño o sector de éstas:

  • Las empresas de entre 1 a 5 trabajadores perciben unos 420 euros al año.
  • Si tienen entre 6 y 9 trabajadores les corresponde el 100% de la bonificación. 
  • Las empresas de entre 10 y 49 trabajadores reciben el 75% de la bonificación. 
  • La bonificación es del 60% en compañías de entre 50 y 249 trabajadores,
  • Y cuando se trata de empresas de más de 250 trabajadores la bonificación es del 50% .

Para poder beneficiarse de las bonificaciones, las empresas tienen que estar al corriente de sus obligaciones fiscales frente a la Agencia Tributaria y la Seguridad Social. Y hay que tener en cuenta que también se deberán abonar las facturas relativas a la acción formativa desarrollada antes de aplicarse la bonificación.

Curiosamente, y lamentablemente, hay muchas empresas que dejan de aprovechar este crédito anual, bien por desconocimiento, bien por que les resulta complicado realizar las gestiones o por alguna otra razón. Algo muy negativo, sabiendo que no somos precisamente un país puntero en la productividad de los trabajadores.

Formacion en la empresa 2

No invertir el crédito anual de formación en la empresa para formar a sus trabajadores implica dar ventaja a la competencia.

Una vía de aprendizaje cada vez más popular en las empresas es la formación online que permite aprender desde cualquier lugar y en cualquier momento. El aprendizaje continuo o la posibilidad de desarrollar itinerarios pedagógicos personalizados son algunas de las ventajas que ofrece este modelo de formación. En los últimos años, esta forma de aprender ha revolucionado el escenario pedagógico, posicionándose como una de las opciones más demandadas por su flexibilidad y capacidad de adaptación a las necesidades individuales de los estudiantes, ya que la demanda de formación es muy variada y las situaciones personales diversas.

Los alumnos solicitan formación principalmente acorde con sus necesidades profesionales, con un ritmo y una duración adaptados a sus limitaciones. En concreto, las personas trabajadoras, valoran cada vez más los formatos cortos, que permiten adquirir competencias específicas sobre un tema en particular cuando las necesitan.

Tags:

Alineándonos con la Agenda 2030

Grupo Conforsa © 2021 | Todos los derechos reservados. | Aviso legal | Política de privacidad | Política de cookies